5 de May del 1996

NUEVO AYUNTAMIENTO DE SALOBREÑA (GRANADA)

PLAZA DE JUAN CARLOS I S.N. SALOBREÑA (GRANADA)

La idea generadora de la propuesta parte de la intención de completar y redefinir el carácter de la que será la más importante plaza de la ciudad de Salobreña. Con este objetivo, se dispone una solución que, en cuanto a la imagen se refiere, debe lograr constituirse en un elemento referenciador en el tejido urbano de la ciudad ya que supone una pieza fundamental, en términos simbolicos, dentro de la misma.

En esta línea no basta con que el nuevo edificio sea capaz de responder a las necesidades de tipo administrativo que todo ayuntamiento plantea, ni que refleje la adecuada dignidad que se pretende. Es necesario además hacer que el nuevo edificio se convierta en pieza clave de la ciudad y que se erija en monumento a la personalidad de la ciudad misma. Traza y lenguaje arquitectónico han de ser directo para los usuarios, así como para los ciudadanos en general, lo que supone formalmente que el nuevo edificio ha de ser claramente reconocible y asumible en referencia a su representación.

Partiendo de estas premisas, en el nuevo edificio se aprecian tres elementos suficientemente diferenciados que se disponen de tal manera que provocan la intencionada aparición de un nuevo espacio urbano de gran contenido, orientado hacia el casco antiguo de la ciudad. Estos tres elementos se articulan mediante una pieza que es al mismo tiempo vestíbulo general y que aloja los servicios comunes y la comunicación vertical del edificio. El primero de los elementos es el situado en la zona este del conjunto en el que aparecen todas las oficinas en relación directa con el público y las áreas destinadas a oficinas internas y funciones de máxima representatividad. El segundo está situado en la parte noroeste del edificio y contiene funciones cuyo uso requiere mayor independencia del resto del conjunto. Por fin, el tercero está constituido por el auditorio, cuya forma está justificada por la intención de utilizarlo, tanto desde el propio ayuntamiento, como desde el conjunto de la ciudad.

El solar se encuentra situado en el borde noreste del casco urbano, junto a la carretera nacional Barcelona-Cádiz, en la intersección de las avenidas "Antonio Machado" y "28 de Febrero", siendo su forma rectangular y su superficie de 2.469,25 m2.

Los accesos rodado y peatonal se producen a través de las citadas avenidas. La entrada de vehículos al aparcamiento de semisótano del edificio se resuelve a través de la nueva calle que aparece en la fachada posterior (noreste) del edificio. El acceso peatonal dispone de una entrada principal hacia la plaza de nueva planta generada por la implantación del edificio (fachada principal suroeste) y otras secundarias para personal en la fachada posterior (noreste) y para el público, en la laterales (sureste y noroeste). El auditorio municipal posee un acceso independiente desde la nueva plaza y una entrada de servicio en la fachada lateral noroeste.

La entrada de personas discapacitadas se facilita mediante la disposición de una rampa en la fachada principal del edificio. En el interior, el ascensor existente, permite el acceso a todas las plantas del nuevo ayuntamiento. El ingreso al auditorio municipal se produce al nivel de la plaza. Una vez en su interior, el acceso a sus plazas carece de barreras arquitectónicas por disponer de una "rampa inglesa".

Básicamente el conjunto de la edificación se articula en dos edificios que pueden funcionar independientemente: el edificio del ayuntamiento o edificio administrativo y el auditorio municipal. Este planteamiento se justifica plenamente por la eventualidad del uso del auditorio en relación con el edificio administrativo. En cualquier caso su conexión interior se produce de manera nítida desde el vestíbulo principal del edificio administrativo. La existencia de estos dos elementos desde el punto de vista funcional, es absolutamente coherente con la imagen que ambos ofrecen a la ciudad, colaborando en la creación de un nuevo espacio urbano en forma de plaza con un mensaje formal explícito en cuanto al significado institucional del mismo.

La idea que preside la distribución funcional de los espacios, consiste en intensificar la privacidad de uso de los diferentes elementos contenidos en el edificio, a medida que el usuario se aleja en altura del nivel inmediato al de acceso. Este planteamiento supone que las piezas de mayor uso por parte del público se ubican en la planta baja y a medida que se asciende de nivel, los usos se van correspondiendo con actividades más privadas o propias del personal del ayuntamiento.

Las circulaciones tanto verticales como horizontales se organizan con la clara intención de que el usuario tenga la menor dificultad posible a la hora de localizarlas y utilizarlas. El edificio dispone de una escalera principal situada en el "centro de gravedad" del mismo y una escalera secundaria destinada al personal, situada en la zona sureste. Todas las plantas están atravesadas longitudinalmente por un pasillo de distribución que comienza en el vestíbulo principal y va sirviendo a los diferentes espacios. La conexión entre el auditorio y el edificio administrativo se produce con la intersección del vestíbulo principal y el foyer del auditorio. A la planta primera del auditorio que contiene piezas de uso específico, se accede desde el vestíbulo principal de planta primera.

La propuesta formal del nuevo ayuntamiento se apoya en la idea de que su imagen ha de ser suficientemente representativa y significativa en relación con su entorno inmediato y más alejado, dadas las características institucionales del edificio. El ayuntamiento de cualquier ciudad, desde nuestro punto de vista, ha de ser clara y fácilmente reconocible por los habitantes y visitantes de la población. Esta reflexión implica una actitud frente al diseño con vocación netamente diferenciadora y provocadora del contraste con la edificación de tipo convencional del entorno, sin olvidar en cualquier caso las referencias tipológicas que favorecen el aspecto representativo del edificio y su reconocimiento casi inmediato.

La interpretación de la imagen más conveniente con que dotar al nuevo ayuntamiento, resulta de la utilización de un lenguaje cuyos referentes más inmediatos de composición son clásicos, por lo que su lectura a primera vista es fácil. Con este planteamiento se pretende hacer de la oferta formal del edificio a la ciudad, un elemento referenciador desde el punto de vista urbano.