20 de August del 1997

PROYECTO DE EJECUCIÓN DE PARQUE URBANO

PRIMER PREMIO EN CONCURSO NACIONAL Proyecto de Ejecución de Urbanización de parque urbano entre las calles de Arroyo de Pozuelo y la calle de la Virgen de los Rosales, a lo largo del arroyo Pozuelo de Meaques, Madrid, en colaboración con la empresa FRONDA, ganador del concurso público convocado al efecto por el Ayuntamiento de Madrid.

El diseño de zonificación se basa fundamentalmente en buscar la posibilidad de acoger al mayor número de usuarios del parque, creando zonas de atracción para los distintos grupos de personas, atendiendo a sus edades, o a otras necesidades de determinados colectivos como los disminuidos físicos para los que se han eliminado las posibles barreras arquitectónicas que impidieran acceder a zonas del parque.
 
Por otra parte se ha tenido muy en cuenta el futuro mantenimiento, adaptando caminos al paso esporádico de pequeños vehículos, así como a la utilización de elementos normalizados por el Ayuntamiento de Madrid en todo lo relativo a instalaciones de riego, alumbrado, mobiliario, etc. y por supuesto en las especies vegetales que se utilizan, estando todas ellas perfectamente adaptadas a las condiciones de suelo y clima de esta zona de Madrid, evitando cualquier exotismo que pudiera dificultar un buen mantenimiento del parque en su totalidad.
 
Se respeta, significa y regenera, mediante el acondicionamiento y plantación de taludes, entre otras operaciones, el cauce seco del río, todo él discurriendo por zonas que podemos llamar forestales al estar dotadas de un buen número de árboles y arbustos y en las zonas de máxima pendiente, con hiedras o una mezcla adecuada de pratenses (no césped tradicional) que consoliden y eviten el desprendimiento de tierras al fondo del cauce.
 
Los accesos se hacen numerosos para no forzar a los usuarios a efectuar un largo recorrido por la acera exterior para penetrar en el parque ya que la población periférica, que lógicamente será la que más acuda, se extiende en las lindes norte y sur, prácticamente en todo su recorrido. Las zonas estanciales adquieren formas más o menos geométricas que proporcionan ambientes distintos, bien para situar juegos infantiles, para el simple reposo o incluso para otros deportes "menores" como la Petanca. Se instalan pistas polideportivas independizadas de otras zonas y protegidas con un cerramiento de tela metálica de cuatro metros de altura, aptas para practicar baloncesto, balonmano o fútbol sala que acojan a las personas interesadas en practicar deportes. Un aparcamiento de vehículos para los visitantes más alejados, de más de 300 plazas, todas ellas dotadas de árboles de sombra para los períodos estivales que aminoren las grandes y luminosas insolaciones de Madrid. Para significar el contenido del parque hacia el exterior, se ha proyectado césped con abundantes plantaciones arbóreas y arbustivas, así como una alineación de árboles que faciliten la comprensión de las fronteras del parque y mejoren su aislamiento en relación con los ruidos y otras molestias propias del tráfico de la ciudad, sin por ello romper la trama urbana de la zona ya que el parque nace con la intención de incorporarse a la misma.